Inicio, portada, homeHistorikoContáctenosQuiénes somos
EditorialCurioseandoInvestigación CentralArte_KVestigioEnfoqueEventos & páginasConvocatoriasServicios
>> Curioseando >> Restaurando la salud de los etíopes: el tratado misional de Alonso de Sandoval

Compartir

RESTAURANDO LA SALUD DE LOS ETÍOPES:
EL TRATADO MISIONAL DE ALONSO DE SANDOVAL

Eliana Paola Barragán
Historiadora Universidad Nacional de Colombia. Miembro del Comité Editorial de Historik.
elianabarragan@revistahistorik.com

San Pedro Claver recibiendo a los esclavos

Desde finales del siglo XVI el puerto marítimo de Cartagena de Indias se configuraba como el mayor centro de comercio de esclavos de toda la América meridional. Hacia 1605 cuando el misionero jesuita Alonso de Sandoval
Alonso de Sandoval nació en Sevilla en el 7 de diciembre de 1576, era hijo en un hogar de siete hermanos todos con vocación sacerdotal. Ingresó a la Compañía de Jesús el 30 de julio de 1593, en 1605 llego a Cartagena lugar donde realizó la mayor parte de su trabajo, en 1651 falleció.
llegó a Cartagena, supo de las condiciones en que los esclavos eran capturados en sus territorios de origen, las vicisitudes que pasaban en el viaje desde las costas africanas y el trato que recibían por cuenta de sus amos en el Nuevo Mundo. Esta situación lo llevó a escribir el extenso tratado misional De Instauranda Aethiopum Salute
Se presume fue escrito entre 1617 y 1619. Su publicación se realizó por cuenta de la Corona Española en 1647.
con el cual pretendió exponer en profundidad los “males” que aquejaban a los esclavos africanos e instruir a otros religiosos en los métodos para restaurar su salvación.

Según Sandoval, muchos de los esclavos africanos traídos a América eran capturados violentamente por los de su nación, bien fuera porque se les consideraba criminales, representaban riqueza, por ser vagos o por simple enemistad. Luego, eran vendidos sus príncipes o directamente a comerciantes que los embarcaban hacia Cartagena desde los puertos de Cacheo, Guinea, Cabo Verde, San Thomé y Angola. Durante el cruce las penurias aumentaban en los navíos:

El mal tratamiento de comida, bebida y pasadía es tan malo […] que vienen a morir de esto el tercio en la navegación que dura más de dos meses; tan apretados tan asquerosos y tan maltratados […] que no hay español que se atreva aponer la cabeza al escotillón sin almadiarse, ni a preservar dentro una hora sin riesgo de grave enfermedad. Tanta es la hediondez, apretura y miseria de aquel lugar (Sandoval 107).

En Cartagena, denunciaba Sandoval, los comerciantes los llevaban a sus casas y los recluían en aposentos rodeados de tablas en completo hacinamiento hasta su venta. Bajo el mando del amo los suplicios no terminaban ya que eran sometidos a crueles castigos como azotes o encadenamiento a un cepo, y a apelativos soeces como perro, bozal o caballo. Para el misionero los etíopes sufrían, según lo preceptuado por Aristóteles, de los males de naturaleza que eran “mil cuentos de enfermedades, de accidentes, desastres, necesidades, dolores, muertes, aflicciones y melancolías” y los de fortuna que consistían en no tener riquezas, ni amigos y “lo que más lastima, hacer bien a quien no lo agradece, no lo estima, lo paga mal” (Sandoval 191). A estos se sumaban los males del alma: los vicios, los errores, la ignorancia de Dios, la superstición, entre otros. Ante tal panorama ¿cómo se habría de restaurar la salvación de los negros?

San Pedro Claver evangelizandoSandoval consideraba que la salvación solo era posible a través de la restauración de la salud, la salud espiritual. En el contexto en el cual se encontraba el misionero, el concepto salud se refería al estado de gracia espiritual que todo cristiano deseaba alcanzar, razón por la cual De Instauranda Aethiopum Salute se enfocaba en los medios para conseguir la conversión de los esclavos africanos al cristianismo. De tal forma que para sopesar los males que aquejaban a los esclavos propuso, en primer lugar, la extirpación de los vicios -las blasfemias, las enemistades, los juegos…-, la confesión, la asistencia a misa y el bautismo, sacramento al que dedicó gran parte de su tratado. Complementariamente, planteaba el tratamiento de las principales dolencias y la exhortación de los amos a tratar bien a sus esclavos apelando a la bondad y la caridad cristianas. Tales propuestas respondían al concepto cristiano que se tenía de los padecimientos de la época, pues al ser considerados como una condena que Dios impartía a los pecadores, los actos religiosos de purificación podían ayudarles a hacer más llevadera las cargas en la tierra.

 

Bibliografía:
• Sandoval, Alonso de. De Instauranda Aethiopum Salute. Bogotá: Empresa Nacional de Publicaciones, Bogotá. 1956.

Imágenes:
• Cartagena, Colombia: página de San Pedro Claver, Claustro, Museo e Iglesia. Página web de texto. s.l: s.f. CartagenaInfo. Web. Consultada el 26 de junio de 2012.

 

Buscar en HistoriK

En este número

La salud más que una cuestión corporal: La lepra en Cartagena durante la Colonia

Suplemento de aniversario

 

Entre crisis ambiental y diversidadLa Historia y los conflictos ambientalesLa SogaArte ou artesanato indígena?Literatura. Una lectura útil para comprender la Historia

 

 

En números anteriores

No.0 GUERRA E HISTORIA

No.1 LA MUJER EN LA HISTORIA

No.2 RELIGIÓN. INTERPRETACIONES Y ACTUALIDAD

No.3 CIENCIA Y TECNOLOGÍA. USOS Y CONSTRUCCIONES DEL DISCURSO

No.4 LA RADIO, EL CINE Y LA TELEVISIÓN EN EL SIGLO DE LA INFORMACIÓN Y EL ENTRETENIMIENTO

No.5 VIENTOS DE CAMBIO: MOVIMIENTOS Y LUCHAS SOCIALES

© 2012 HistoriK. Investigación en Historia Arte y Humanidades S.A.S.
Los contenidos de HistoriK tienen licencia Creative Commnons: Atribución-Sin Derivada 2.5 Colombia Licencia Creative Commons

Inicio | Historiko | Contáctenos | Quiénes somos | Paute con nosotros
EDITORIAL | CURIOSEANDO | INVESTIGACIÓN CENTRAL | ARTE_K | VESTIGIO | ENFOQUE | +HISTORIK | CONVOCATORIAS

Historik en Twitter Historik en Facebook Historik en Youtube Términos y condiciones Licencia Inicio