Inicio
Inicio, portada, homeHistorikoContáctenosQuiénes somos
EditorialCurioseandoArte_KVestigioEnfoqueEventos & páginas recomendadasConvocatorias
>> Enfoque >> The Commitments

Compartir

THE COMMITMENTS
Con motivo de su 20 aniversario

1991. Alan Parker. Irlanda, Reino Unido y Estados Unidos

Por Claudia Ariza
Historiadora Universidad Nacional de Colombia. Miembro del Comité Editorial de la Revista Historik.com
claudiaariza@revistahistorik.com


The Commitments cartel oficial
Basada en la novela homónima de Roddy Doyle, es una película catalogada en el género comedía- drama y fue galardonada con el premio BAFTA en 1992 en las categorías de mejor dirección, montaje, producción y guión.

El film recrea la historia de Jimmy Rabitte, un joven adolescente de un barrio de trabajadores de Dublín Norte que vive con sus padres y sueña con fundar su propia banda de soul a ejemplo de sus ídolos musicales. Viviendo del subsidio de desempleo y convencido de su aventura musical persuade a dos de sus amigos, que tocan en eventos sociales -guitarra y bajo-, de unirse al nuevo grupo. Tras poner un anuncio en el periódico convocando a selección a jóvenes, la idea de Jimmy gana fuerza y gran concurrencia, lo que demuestra el pluralismo musical del pueblo irlandés pero la ausencia del espíritu del soul. Pese a lo frustrante que resultan las audiciones se unen dos nuevos integrantes, el saxofonista y el trompetista, este último, el veterano del grupo, un hombre con un discurso místico y el único que, además de Jimmy, conoce del género arguyendo haber tocado en su juventud con grandes músicos. Finalmente la parte vocal la conforman Deco, el cantante líder, carismático y polémico, a quien conoció Jimmy cantando borracho en un matrimonio, y tres jóvenes mujeres, vecinas de Jimmy, en la parte coral.

Uno de los momentos de gran trascendencia en el film es cuando el joven manager manifiesta ante sus amigos porqué es el soul la música que deben tocar. Armado de un discurso panfletario Jimmy afirma que este género es la música del trabajador que lleva el ritmo del sexo y el mensaje de redención de las clases bajas, y acto seguido establece una imperativa analogía: “Los Irlandeses somos los negros de Europa; los Dublineses somos los negros de Irlanda; y los del Barrio Norte somos los negros de Dublín”. Cuando uno como espectador de The Commitments, nombre con el que se bautiza la banda, conoce a priori de la historia del pueblo irlandés, de su proceso violento de unificación, de su rezagada posición política en la Europa noroccidental y de la problemática obrera de los años ochenta –contexto en el que se desarrolla el film-, fácilmente se conecta con la estrategia retórica de Jimmy estimando el proyecto musical como una revolución cultural necesaria para vindicar al pueblo que ha sido marginado y golpeado.

Sin embargo en una ciudad semidestruida, presa del caos -como lo evidencian imágenes de la película-, la revolución musical tan pretendida a través de la nueva banda nunca es tal. La complejidad de caracteres de los músicos evidenciada en la indisciplina de Deco y su antipatía hacia las coristas, las mentiras del trompetista sobre sus famosos contactos y sus afers con cada una de las coristas que suscita celos entre ellas, y las reacciones violentas del nuevo baterista -guardia de seguridad de un centro nocturno-, entre otras cosas, hacen que el espíritu anárquico y beligerante se apodere del grupo y marque el final de lo que pudo ser un éxito y un estandarte del soul en Irlanda.

ActoresEn medio de los excesos argumentales al dar rienda suelta a una experiencia musical que surge en medio de la nada y de problemas técnicos y económicos que se solucionan sin tiempo a pensar en ellos, la música que a través de covers de canciones conocidas dentro del soul como Mustang Sally de Wilson Pickett, Try a little tenderness de Otis Redding, I never loved a man de Aretha Franklin y Take me to the river de Al Green, entre otras, conecta hasta a los menos amantes del género con el pegadizo ritmo y la fuerza de las voces. Además, el crudo humor a lo largo de la película, las actuaciones para las que audicionaron músicos de verdad y el tono ligero en el que transcurre la trama hacen del film una buena producción que, con un final injusto para el talento musical de la banda, aterriza en la realidad a un sueño llamado The Commitments. Sin embargo como le señala el veterano trompetista a Jimmy al final de la película, en medio de una álgida discusión y ante la impotencia del fracaso, conseguir la fama era lo de menos, aspirar a algo en la vida y ampliar los horizontes era lo de más y fue finalmente lo que consiguieron gracias a Jimmy.

 

 

Primer Aniversario

 

En este número

 

En números anteriores


© 2011 HistoriK. Investigación en Historia Arte y Humanidades S.A.S.
Los contenidos de HistoriK tienen licencia Creative Commnons: Atribución-Sin Derivada 2.5 Colombia Licencia Creative Commons

Inicio | Historiko | Contáctenos | Quiénes somos | Paute con nosotros
EDITORIAL | CURIOSEANDO | INVESTIGACIÓN CENTRAL | ARTE_K | VESTIGIO | ENFOQUE | EVENTOS & PÁGINAS | CONVOCATORIAS

Términos y condiciones Licencia Historik en YoutubeHistorik en Facebook Historik en Twitter